lunes, noviembre 13, 2017

Buenos Aires en el recuerdo

Reproduzco La Entrada que publiqué el SÁBADO 20 de  DICIEMBRE de 2008.

  Al cabo de estos años, hay algunos de sus protagonistas que se han ido de este mundo,      MIentras que otras situaciones se han modificado por el avance inexorable del tiempo. 

  Al final de lo señalaDO HACE YA CASI 9 AÑOS, ME REFERIRÉ A ELLO. 




Resultado de imagen para Buenos Aires

Mi Buenos Aires querido

Mi nieto Esteban hace poco fue a Buenos Aires con su papá durante un fin de semana.
La pasión futbolística, un mal “heredado” por ambos sin duda, hizo que mi hijo le prometiera al niño cierta vez que “un día” lo llevaría a la capital argentina a ver a River o a Boca.

Esteban, acostumbrado a acompañar a Mauricio a los partidos de nuestro Colo Colo, desde ese anuncio quedó fascinado. Hasta que hace algunas semanas se presentó la coyuntura y se saldó la deuda. El único imponderable es que por razones del calendario del fútbol argentino, los huéspedes chilenos en lugar de River o Boca, vieron Racing-Colón.

Al regreso, por supuesto interrogué a mi nieto acerca de la experiencia... y él me contrapreguntó:
- Opa (diminutivo de abuelo para la gente de origen alemán), ¿Tu conoces Buenos Aires?
- Claro. Incluso una vez estuve allí más de un mes, cuando la Copa América se llamaba Campeonato Sudamericano de Fútbol y se jugaban todos los partidos en el mismo país...todos contra todos, sin grupos. Por eso duraba tanto.
- ¿Y tú transmitías?
- Sí. Y los días en que no había partido, iba a reportar los entrenamientos de la selección chilena al estadio de Boca.
- ¿Llevabas grabadora?
- No, porque era 1959 y todavía no existían grabadoras portátiles, así que tomaba notas y luego iba a los estudios de una radio que se llamaba El Mundo a despachar para Chile.
- ¿Ibas con los jugadores?
- Sí. En su bus. Mi mejor amigo de esa joven selección que ya preparaba Fernando Riera para el Mundial de 1962, era Luis Hernán Álvarez y nos sentábamos juntos tanto de ida como de vuelta.
- ¿El mismo que hizo 37 goles en un campeonato jugando por Colo Colo?
- El mismo. Claro que los hizo en 1963. Sin embargo el Mundial del 62 no lo jugó por Chile, porque del equipo aquel de 1959 hasta el de 1962, Riera probó a mucha gente y de los de ese Sudamericano de 1959 llegaron pocos.
- ¿Opa... te ves todavía con Álvarez?
- No, porque lamentablemente murió hace varios años.
- Opa... dijo mi nieto en su raciocinio de 7 años...¿y por qué tu no te has muerto?
Jaja. Porque la gente no necesariamente se muere por orden de edad.
Ah, si. En mi colegio dicen que hace unos años se murió una niñita muy chica.

Mientras dialogaba con Esteban, me puse a pensar en ese Buenos Aires que conocí hace casi 50 años, cuando yo tenía 22.
¡22 años...soltero...y en Buenos Aires!
Un Buenos Aires seguramente muy distinto a los que conocerían a lo largo de sus vidas mis amigos blogueros argentinos FerípulaBugmanMarcelo, Mentes Sueltas y otros que por esos tiempos todavía ni nacían.
Estaba yo instalado en el Hotel Carlson de la calle Viamonte. ¿Existirá todavía?

Un Buenos Aires encantador, pero en que ya se decía que los mejores artistas del tango, los mejores cantantes, no equiparaban a los de los años 40. Agregaría, no solamente las orquestas y cantantes, sino los tangos mismos. Esas notables creaciones de Caló, Canaro, De AngelisPugliese... “Al compás del corazón”...”El sueño del pibe”...más los imperecederos éxitos de Gardel de la década de los 30 “Volver”...”Mi Buenos Aires Querido” y tantos más, que se escuchan hasta nuestros tiempos, ya se añoraban a fines de esos años 50.

¡Qué de reminiscencias!... Por esos años yo todavía no relataba fútbol con regularidad. Junto a Nicanor Molinare y Víctor Abt (Q.E.P.D) transmitíamos para Chile por Radio Prat, también Q.E.P.D. Me correspondía hacer la locución comercial y, además, las entrevistas desde el vestuario de Chile, por lo cual bajaba hasta allí en el Monumental de River 15 minutos antes del final de los partidos, perdiéndome naturalmente goles y jugadas decisivas, que por esos años no era posible verlos después en la tele.
Pero como dicen en nuestro campo, “lo bailao y lo tomao no me lo quita naiden”.
------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Agrego en pleno 2017: 

En estos años también se han ido al más allá, el insigne relator y comentarista deportivo Nicanor Molinare de la Plaza y el artífice máximo del tercer lugar para Chile en el Mundial 1962, el Director Técnico de aquella Selección Nacional de Fútbol,  Fernando Riera. 

Mi nieto Esteban en 2008 de 7 años, ya tiene 16 y muchos de los que vivimos el Mundial del 62, por supuesto ostentamos edades más "avanzadas".

miércoles, noviembre 01, 2017

¿Profesor sin criterio?

"Escribe con cifra los siguientes números".
Por supuesto mis amables lectores de España habrán discutido y tomado partido debidamente. Es el caso expuesto en una noticia que por lo insólita, acaparó su publicación en infinidad de países y por cierto aquí en Chile también.

Un niño español de tan solo siete años, llamado por su maestro a "escribir con cifras LOS SIGUIENTES NÚMEROS", contestó a la tarea impuesta a su curso, de la manera señalada más arriba.

Sorprendentemente, el profesor estimó como malo el trabajo, ante lo que la madre del menor ha expresado, a mi juicio con toda razón, que "el que no ha entendido bien, es el profe".
El hecho despertó en personas en todo el mundo, donde llegó con características de asombroso, una colosal solidaridad para con el niño y su familia.

Por cierto que el chico puso correctamente "los siguientes números" a los que las cifras marcaban.
Partiendo de la base que el maestro esperaba la simple reproducción rutinaria, no captó que en esencia la reacción del niño denota gran inteligencia y que aunque hubiese sido con una observación de su parte, el chico a su corta edad no merecía que le tacharan el trabajo con ese apabullante color rojo. Consultada la Real Academia Española al respecto dio la razón al profesor, sin ningún matiz.

Esos mismos millones (o tal vez cientos de miles, al menos) que leímos la noticia en tan distintas latitudes, quedamos perplejos. Si se hubiese tratado de un adulto, el maestro podría haber considerado la respuesta como una broma o, así decimos en Chile, una "tomadura de pelo", pero al tratarse de un niño de 7 años, merecía un mayor análisis y no la apabullante acción del lápiz rojo.
Así al menos...lo pienso yo. 

¿y tú...que piensas?

miércoles, octubre 18, 2017

Los tranvías de mi infancia

Resultado de imagen para Tranvías

Publicado por primera vez:

VIERNES, MARZO 20, 2009


El Santiago de mi infancia contaba con tranvías.
Recuerdo aquellos en que uno se subía por el costado, entre filas de asientos, directamente.
O los otros, como la línea 36, largos y gruesos, tipo tanque.

Qué lejano en el tiempo me parece haber ido desde el centro de la capital hasta la Plaza Chacabuco, la del Estadio Santa Laura, en tranvía. Eran épocas en que los hinchas del fútbol se subían con las banderas de sus clubes tranquilamente, sin que por ese “delito” fuesen agredidos por los de otros colores.

La ciudad estaba conectada por una red de araña de sus tranvías. Claro, la capital era más chica, pero cuán útiles y prácticos fueron “los carros” como se les llamaba popularmente.

Hasta que en los años 50 a los ilustres pensadores políticos de la época, se les ocurrió que había llegado el momento de importar trolleys, por cierto conectados por arriba a la electricidad. Y para ello qué mejor que dar por terminada la vida útil de los tranvías.

Los trolleys por lentos y complicados duraron poco, pero los genios ya habían terminado con los tranvías en vez de modernizar el servicio.

Hoy en Europa y en las grandes ciudades de todo el mundo, la red de tranvías es amplia, moderna y cómoda. No obstante en Santiago solamente quedan restos de los rieles que los cobijaban, por sobre el cemento de las avenidas y calles en las cuales se movían.

Veo esos trozos de línea tranviaria y en medio de la calamidad que constituye todavía  el sistema TranSantiago con sus dificultades para que la población pueda trasladarse, añoro los viejos tranvías a los que con una ligereza y precipitación inexcusable se dio de baja hace ya más de 60 años, en lugar de proyectarlos al futuro aprovechando lo básico: la existencia de rieles cuya instalación costó en las primeras décadas del siglo 20 sangre, sudor y lágrimas y que no merecía un desuso tan precipitado y absurdo.

Recuerdo, a propósito de tranvías, una anécdota que me repetía mi padre, refugiado de la segunda guerra mundial y quién llegó a Chile desde Alemania con lo puesto junto a mi madre y yo, entonces de 3 años.


Decía que otros inmigrantes, venidos también de urgencia y sin saber el idioma, se movían por la ciudad a duras penas por allá en 1939. Uno de ellos abordó con diccionario en mano a un trabajador de los tranvías que salían desde la Estación Mapocho hacia el sector alto de la ciudad, preguntándole: “Usted PedroFaldifia”, queriendo saber si acaso el aparato lo trasladaría hacia la avenida Pedro de Valdivia.

El tipo sin ninguna consideración por los problemas del pobre extranjero para expresarse, le contesto: “No caballero... yo soy el cobrador”.¡¡¡¡¡¡
Juraría que mi papá atribuía la anécdota a otro "gringo" pero que le pasó a él.

Nota:
Solamente pequeños cambios "actualizadores", modifican levemente el artículo publicado hace ya más de ocho años.

martes, octubre 10, 2017

Brasil 3 Chile 0, fin de una era

Resultado de imagen para Sao Paulo
En Sao Paulo, Chile se quedó sin Mundial

Cuando Arturo Vidal quedó sin sanción deportiva después de un acto de indisciplina durante la Copa América 2015, mi desaliento llegó al punto de propalar mediante este blog que desde ese momento vería los partidos de nuestro país sin la pasión propia de todo chileno. No obstante el tiempo me demostró que aquello es imposible, por mucho que décadas en la comunicación por radio y TV me enseñaran a observar los avatares del deporte con la moderación indispensable.
Desde ese ángulo, el fin de nuestra ilusión mundialista consumada en Sao Paulo tras el contundente 3-0 de los dueños de casa, me duele como mazazo en la cabeza. Así le duele por cierto también a millones de compatriotas. Pero, aclaremos que no fue en esta última jornada que la llamada generación dorada de nuestro fútbol pareció al menos en lo colectivo, extinguirse irremediablemente.

Más allá de ostensibles altibajos durante todas estas clasificatorias sudamericanas, Chile tuvo en la fecha anterior la oportunidad de amarrar su viaje a Rusia 2018 jugando frente  a Paraguay en Santiago y ante Bolivia en la Paz, pero en la ocasión no consiguió ni un mísero punto. Tras ese ostensible fracaso (no se  le puede llamar de otro modo) lo que parecía un próximo viaje a Brasil con el dueño de casa y Chile ya clasificados, se transformó en una indispensable obligación de obtener puntos ante el amplio ganador de la zona sudamericana, frente a su público y con sus estrellas en plenitud. Así de mal nos fue, después de un primer tiempo aceptable de los nuestros y una segunda etapa para el olvido.

Creo que no vale la pena entrar al detalle de jugadas específicas ni otras consideraciones sobre el partido mismo, porque los peores fantasmas se hicieron presentes para decretar el final de la mejor constelación de futbolistas chilenos en toda su historia, convertida en equipo.Esta Selección Nacional fue dos veces campeón de América, nos llevó a dos mundiales consecutivos y nos hizo, jugador más jugador menos, celebrar triunfos ante Argentina, Brasil y España entre otras potencias.

¿Por qué razón la potencialidad chilena se esfumó? Dentro del hermetismo de sus propios integrantes, trascendió lo que valientemente expuso el capitán del plantel, Claudio Bravo, al señalar tras las derrotas con guaraníes y altiplánicos que había que recobrar la concentración y la humildad. ¡A buen entendedor, pocas palabras! Dentro del mismo esquema, en esa ocasión Charles Aránguiz reconoció que durante esos malhadados partidos él y sus compañeros no estaban debidamente mentalizados. Vale entonces el viejo refrán "a confesión de partes, relevo de pruebas".

En el marco de los 5 partidos vitales para dirimir en la jornada final quienes viajarían a Rusia, aparte del ya clasificado Brasil hace meses y con holgura, se produjo la confirmación de Uruguay como segundo en la tabla a costa de Bolivia; la de la aproblemada Argentina, ganadora de Ecuador, en Quito; la de Colombia como cuarto y Perú quinto, tras su igualdad en Lima que le permite al elenco incaico  ir a repechaje frente a Nueva Zelandia. 

A la vera del camino se quedó Paraguay, luego de ser derrotado en Asunción por el joven y promisorio equipo venezolano, tras una brillante renovación del plantel caribeño y, también, nosotros. Para graficar esta decepción cabe un tercer refrán: "No hay que llorar sobre la leche derramada". En eso estamos.

ESCRITO EN LA MADRUGADA SIGUIENTE:
Tras el impacto emocional que dejó la eliminación, algunas consideraciones en "el día después".

1.-Terminar sexto entre diez países, para una generación "dorada", sin duda que es un fracaso...y rotundo.

2.-La esposa del capitán, Claudio Bravo, sacó el habla (vía Instagram) e hizo pública referencia a aquellos futbolistas que no tuvieron el compromiso que correspondía y "no entrenaban de lo borrachos que estaban"(¿¿¿???¡¡¡!!!) Eso explicaría muchas cosas.

3.-El entrenador Pizzi por cierto no es ajeno a las responsabilidades, pero tuvo el mérito de decir en su momento que su contrato llegaba hasta aquí si Chile era eliminado, hasta noviembre si se iba a repechaje o hasta después del Mundial si se clasificaba. Actitud muy distinta a su antecesor, quién se fue con una fortuna negociada, no obstante su renuncia, para dirigir primero al Sevilla y luego a la Selección Argentina. En todo caso la diferencia fundamental entre ambos, es que con Jorge Sampaoli nos fue muy bien y con Juan Antonio Pizzi no logramos el objetivo principal.

jueves, octubre 05, 2017

Chile 2- Ecuador 1, triunfo con preocupaciones

Resultado de imagen para David Arellano
David Arellano, cuyo nombre lleva la cancha principal del Estadio Monumental de Santiago, donde jugaron Chile y Ecuador. El futbolista nacional falleció a los 25 años de edad en Valladolid, España, durante un partido amistoso entre su club Colo Colo y el Real Valladolid. Corría el año 1927.

¡Vaya cómo costó! Chile derrotó a Ecuador sobre la hora, cuando ya todo parecía perdido, no solamente porque el empate era lapidario, sino el viaje al Mundial de Rusia. Fue un partido con más errores que virtudes, con tensión extrema, con marcas implacables, con el empate ecuatoriano de Ibarra a los 83 y el gol de Alexis a los 85. 

Destacable fue la actuación ecuatoriana en el pasto del Monumental. Equipo renovado, con entrenador incluido en el concepto, renuncia de jugadores y savia joven incorporada, los de la mitad del mundo eran toda una incógnita y sin embargo jugaron de igual a igual con Chile y sus soldados de mil batallas.

Ni a los 22 minutos de la primera fracción, en que estallaron de alegría millones de compatriotas con el gol de Vargas, tras notable acción previa de Sánchez y Valdivia, ni en el resto del cotejo el cuadro de Pizzi tuvo respiro. Existía en el ambiente la esperanza de una gran victoria, pero a la vez la realidad insinuaba que si los nuestros no concretaban sus oportunidades, los del Guayas podrían amargarnos la noche. Era para no creer sobre el filo del primer tiempo, cuando Valdivia dejó solo...pero solo... absolutamente solo frente al arco a Eugenio Mena y este desperdició el 2-0 de un modo lamentable.

El tardío empate de la visita sonó a lapidario, hasta que Vidal luchó  una pelota que parecía perdida y se la entregó al recién entrado a la cancha como jugador de refresco, Felipe  Gutiérrez y este en lugar de habilitar a Sánchez que estaba sin marca, no encontró nada mejor que tirar al arco, atajando Banguera. Craso error. Afortunadamente para Chile, el golero dio rebote y como Alexis seguía solo frente al arco, no hizo más que tirarla a la red sin obstáculos.

Hay otro resultado que jugó a favor de Chile, el empate sin goles en Buenos Aires entre Argentina y Perú, pero la victoria al final del partido en Barranquilla del sorprendente Paraguay sobre el local Colombia, nos deja en la cuerda floja. Los guaraníes juegan en la última fecha de dueños de casa frente al colista Venezuela y por cierto en esas condiciones tienen todas las de llegar a impensados 27 puntos. El problema es que nosotros tenemos 26 unidades y al terminar nuestras andanzas en Sao Paulo, es dable y hasta lógico pensar que pudiéramos quedarnos sin arrancar puntos en esta excursión.

De este modo la opción de Chile por llegar  siquiera al repechaje ante Nueva Zelandia se ve complicadísima, y siguen penando esas derrotas inesperadas frente a Paraguay y Bolivia. En buenas cuentas, el gol de la victoria de los paraguayos en Colombia, resultó para nuestros intereses tan apabullante como el momentáneo empate de Ecuador.

Hubo una figura excepcional en la noche de Macul (comuna donde se sitúa el estadio): Jorge Valdivia resultó lejos con sus pases magistrales el principal jugador de Chile, mientras que Arturo Vidal mejoró en gran medida sus débiles partidos anteriores, aunque un exceso de revoluciones le significó una justificada amarilla que lo deja fuera en el determinante partido en tierra paulista. 

En suma, de nuevo con sangre, sudor y lágrimas se logró lo ineludible para seguir con vida. Ojalá el viaje a Brasil no se convierta en agonía, no obstante la súbita recuperación del enfermo.

lunes, septiembre 25, 2017

Angustia deportiva

Resultado de imagen para Angustia deportiva
Foto proveniente de
http://hospitalveugenia.com

Los poco futbolizados podrán no comprender lo que es la angustia deportiva. A muchos los enferma, los saca de quicio. En lo personal, durante más de cincuenta años en el mundo de las comunicaciones, yo tendía "a ponerme la camiseta" cuando jugaba la selección de Chile, pero con equilibrio, con mesura, no viendo penales inexistentes ni algún fuera de juego imaginario. No obstante esa supuesta moderación, estoy preocupado como millones de compatriotas, por el inminente peligro que corre "el equipo de todos" o "la roja de todos" de no ir al Mundial Rusia 2018.

Claro. No sería la primera ocasión en que quedaríamos a la vera del camino, pero es que rara vez (por no decir nunca) habíamos tenido´una generación tan brillante de exponentes de nuestro deporte más popular, insertos en su mayoría en grandes clubes extranjeros. Ellos generaron la alegría de la ciudadanía nacional clasificando a dos mundiales consecutivos, logrando ganar dos Copa América, siendo Vicecampeones de la Confederaciones y hasta hace poco teniendo amplias expectativas de llegar a un tercer Mundial seguido.

De súbito la magia se acabó. Errores increíbles de nuestros héroes, los fueron alejando de una especie de gloria eterna y, por supuesto, los rivales también juegan. Las impensadas derrotas en casa y por goleada ante Paraguay  y de visita frente a Bolivia, nos llevaron a una realidad hace poco impensada, estar con pie y medio fuera de Rusia 18.

En este blog, apenas consumada la derrota en La Paz, expresé que temía la llegada al ocaso de la denominada "generación dorada" de nuestro fútbol.  Al igual que a los pies de algún moribundo en que de súbito nos vienen esperanzas salidas de la nada, quisiera-guardando las proporciones- que los Alexis, los Vidal y Los Bravo "nos saquen del lío", que recuerden que no se les puede haber olvidado jugar al buen fútbol y finalmente se consuma lo que parecía hasta no hace mucho carrera corrida.

¿Causas del declive? cada cual tiene su versión. La mía está en consonancia con lo que en Londres dijo el capitán de la roja, Claudio Bravo. Habló de pérdida de humildad e instó a sus compañeros a olvidarse de los títulos pasados. ¡Qué contraste con otras estrellas de nuestro equipo! Sin autocrítica culpaban a la prensa, al cansancio, a la altura, a lo que fuera. Arturo Vidal se victimizó y anunció su próximo retiro sintiéndose perseguido por todos. Ya antes había hablado de lo sacrificado que resulta hacer tantos viajes y dejar sola a la familia. ¡Pobrecito! 

El mismo Vidal quién ya fue perdonado por el técnico  anterior por un inaceptable acto de indisciplina, ahora a tres días del decisivo partido ante Paraguay, acompañado por amigos, concurrió a un centro de recreación ubicado a casi  70 kilómetros del lugar de concentración y sus amistades causaron destrozos. Pareciera que el crack ya se había retirado y adujo que no puede hacerse responsable de la actitud de ellos. Pero ¡a 3 días de un partido determinante estaba trasnochando¡ Al menos. Al menos.
El Director Técnico salió en su defensa aduciendo que era en su día libre. Así nos fue contra los guaraníes. Pésimos partidos de Vidal y de varios, incluso con el infortunio de uno de los autogoles más espectaculares en décadas, marcado por el propio Arturo.

Hay quienes creen que la Selección Chilena al Mundial de 1962 fue mejor que la actual. Como sobreviviente de aquel torneo, mi opinión es que al ritmo del fútbol de hoy los muchachos de entonces no habrían dado el ancho. Además sin desmerecer, ese Mundial se hizo en casa y algunos arbitrajes fueron muy localistas como pasa generalmente. El puñetazo de Leonel Sánchez al italiano David, no solamente merecía la expulsión del nuestro, sino una suspensión de unas tres fechas de quién terminara como uno de los goleadores de ese torneo. No tengo dudas. La actual roja es la mejor de la historia, por categoría de juego y por logros. Esperemos que le alcance el combustible.

Chile matemáticamente todavía tiene opciones, pero como algún ingenioso dijo, para que llegue pese a todo a la meta con éxito "sólo" falta que:
1.- Le ganemos a Ecuador
2.- Empatemos con Brasil
3.- Que Argentina y Perú empaten
4.- Que le den vacaciones a "carepato", 
(referencia a Marcelo Díaz, alto valor del equipo pero responsable de graves errores)                   
5.- Que la Maite rompa con Alexis, 
(referencia a la novia de Sánchez, quién lo estaría sacando   del grado de concentración  
 que se necesita), y
6.- Que a Vidal le cierren el Monticello (lugar habitual de sus farras).







martes, septiembre 12, 2017

El poder de las lágrimas

PUBLICADO originalmente EN 29 DE OCTUBRE DEL AÑO 2012


Con lágrimas ¿en los ojos?

Entre las barbaridades que se suelen decir o publicar cada día al través de los medios de comunicación, hay algunas incluso peores que otras.


Ya no bastan los "hace años atrás", "dentro de algunos minutos más", o la referencia a "grandes zancadas".

Por cierto si los causantes de convertir el bello idioma castellano en un cúmulo  de redundancias sin sentido lo pensaran dos veces, deberían enmendar su pobre vocabulario. Por lo visto ese aparentemente fácil ejercicio mental es mucho pedir.

Entonces, deberemos convencernos de la existencia posible de “hace años …adelante”, "dentro de algunos minutos…menos” o de “pequeñas …zancadas”!!!!!

Y no faltan aquellos que nos hablan de esas penas reflejadas “con lágrimas…EN LOS OJOS”.

Por más que tratamos de saber de qué otra parte del organismo humano pudieran surgir aquellas lágrimas, no encontramos el derrotero adecuado.

Ahora, si fuese una alusión a que alguna lágrima hubiese recorrido todo nuestro organismo para ir a morir, por ejemplo, a uno de nuestros pies, la pobrecita llegaría bastante devaluada a ese destino y sería difícil de reconocer.

16 COMENTARIOS:

Marcos dijo...
Esteban, me encanta que te preocupe. En la actualidad, los periodistas tenéis que ser la primera linea, los puristas del idioma.
Yo soy el primero que en estas lides comete muchos barbarismos, pero tengo una hija, también periodista que no pasa una en sintaxis, y se lleva las manos a la cabeza de muchos titulares de prensa.
Gabriela dijo...
Ciertísimo lo que dices, Esteban. ¿Qué te parece esa nueva forma de hablar, tan inclusiva, según la cual hay que decir, por ejemplo, "todos los niños y niñas"? Lo gracioso es que sigue así: "todos los niños y niñas están contentos". Si van a usar los dos géneros, lo correcto debería ser: "todos y todas los niños y niñas están contentos y contentas".
esteban lob dijo...
Marcos:

Si se tratara de medios de comunicación chilenos,pese a ser colegas y a que yo ni nadie estamos libres de cometer errores, de seguir la natural reacción de tu hija...me pasaría con las manos en la cabeza.
esteban lob dijo...
Gabriela:

Esa tendencia que mencionas, surgida en los años recientes, me parece deplorable.
Me recuerda el caso de aquel señor que preguntaba inocentemente por la versión masculina de Ana.
AleMamá dijo...
Es "mucho con demasiado", querido Esteban.

¿Qué tal te fue con tus candidatos a la municipalidad? Creo que yo, por primera vez, elegí a los dos.

Saludos
Cyrano dijo...
Curiosa e interesante entrada amigo mio. Me recordo al duo de antaño: "Las hermanas Dolly sisters".
Bonito el detalle final sobre la lagrima.
esteban lob dijo...
AleMamá:

Yo también...pero una golondrina no hace verano.

Cyrano:

Gracias amigo.
Qué tiempos lejanos de las Dolly Sisters, con discos 78 y el clásico sonido cuando se pegaban, momento en que nos repetían y repetían I want...I want...I want...
elvira carvalho dijo...
Em Portugal neste momento com o novo acordo ortográfico vai uma grande confusão. E este acordo é rejeitado por uma grande maioria dos portugueses mas entrou em vigor e dentro de um ou dois anos não será possível escrever de outra maneira. Então aboliram-se as consoantes mudas.Passou a escrever-se Ação, em vez de Acção correto em vez de correcto e todas as outras palavras. Mas depois há exceções. Palavras em que o c continua lá, e outras em que é correto escrever das duas maneiras. Por exemplo na frase "De facto é assim" é correto escrever facto ou fato. Porque em Portugal pronunciamos o c e no Brasil não. E há outras em que são eles que pronunciam a consoante e nós não. Continua a ser correto escrever nas duas formas.
Outra coisa que desapareceu em muitas palavras foi o hífen. Mas continua a existir noutras quase iguais.
Exemplo cor de rosa perdeu os hifens, mas cor-de-laranja mantém.
Enfim uma confusão.
Quanto às calinadas na imprensa, por cá também há muitas. Há meses, uma locutora no telejornal disse esta pérola a respeito de uma vitima de acidente "O cadáver deu entrada no hospital já morto"
Um abraço
esteban lob dijo...
Elvira:
¡Qué lío el de ustedes, amiga!
Me hizo mucha gracia lo que dijo la chica de Telejornal.

También un abrazo desde acá.
MARÍA LUISA ARNAIZ dijo...
Las patadas al idioma son fortísimas: las hay por desidia, por esnobismo, por contagio, etc. De las decenas que te diría, mira qué simple esta: "el libro está SOBRE la mesa".
Contesté tu mensaje.
Besos.
esteban lob dijo...
María Luisa:
¡Bienvenida!

¿Viste tu foto "misteriosa" en mi zona de seguidores, bajando a mano derecha?

Besos.
Chela dijo...
Personas que utiliza los medios de comunicación, ahora frecuentados por "famosos" con muy poca preparación cultural, y por otro lado, feministas recalcitrantes (no las auténticas) están machacando el idioma, sobre todo en temas de género se olvidan de la existencia, utilidad y simplificación que supone el uso del neutro. Y luego están oradores o escritores masculinos que se suman al carro de las feministas y que, para no ser tachados de machistas, incurren en los mismos errores y redundancias. Todos tendrían, y tenemos, que repasar la gramática. ¡No vendría mal!
Un abrazo.
esteban lob dijo...
Chela:
Parece que en todos nuestros países es igual el asunto.
Otro abrazo para ti.
António Jesus Batalha dijo...
Meu nome é António Batalha, estive a ver e ler algumas coisas de seu blog, achei-o muito bom, e espero vir aqui mais vezes. Meu desejo é que continue a fazer o seu melhor, dando-nos boas mensagens.
Tenho um blog Peregrino e servo, se desejar visitar ia deixar-me muito honrado.
Ps. Se desejar seguir meu blog será uma honra ter voce entre meus amigos virtuais, decerto irei retribuir com muito prazer. Siga de forma que possa encontrar o seu blog.
Deixo a minha benção e a paz de Jesus.
Carlos Castro Maya dijo...
Saludos desde Lima. Aquí esa expresión la hizo popular un animador de Tv., que también fue narrador hípico y comentarista deportivo, Augusto Ferrando. En 1969, en el partido Argentina vs. Perú en Buenos Aires, en los minutos finales el relator del canal 5, Humberto Martinez Morosini, se quedó afónico, no por la intensidad del juego, sino por la baja temperatura en la capital argentina. Ferrando, tuvo que tomar la posta, y narró la parte culminante en la que los dueños de casa atacaban con el fin de anotar el gol de la victoria, ya que empataban 2-2. "No nos ganan",decía reiteradamente, y al terminó del cotejo, gritó: "Yo lo dije, y lo repito en este momento con lágrimas en los ojos...No nos ganan...Arriba Perú!". Con ese resultado, Perú clasificó al mundial de México 70.
esteban lob dijo...
Recuerdo ese partido épico, Carlos. Tal como en Colombia lo hacen con el de la goleada histórica de su selección en el arco de Goycochea. Nosotros, en cambio, solo podemos "celebrar" empates ante la albiceleste en suelo argentino.